martes, 3 de junio de 2014

Una isla de leyenda inaccesible

" Cuenta la leyenda, que los municipios de Bermeo y Mundaka se jugaron la isla de Izaro a una regata. La misma leyenda nos dice que fue Bermeo quien se hizo con el triunfo y así ganar la propiedad de la isla"

Y es que Izaro, ha sido cuna de mitologías, leyendas y supersticiones aunque la mayoría no son ciertas. Una isla con 670 m de largo y en su lado mas ancho 144 m, protegida por las aguas del mar Cantábrico y escoltada por los municipios de Bermeo y Mundaka. De frente la reserva de la biosfera de Urdaibai.

Llegamos a la isla en una lancha pequeña, tras hacer un trasbordo desde el puerto de Bermeo. Nervios, muchos nervios te recorren el cuerpo. El motivo del viaje es un proyecto científico en compañía de Aitor Galarza (al que no tengo palabras para agradecer esta experiencia), el resto del grupo de trabajo lo forman Denis Galarza ,Anton e Ibon aunque tengo que confesar que llevando la cámara y habiendo más compañeros y amigos para realizar las tareas del proyecto, no tenia ojos ni manos para otra cosa que no fuera el obturador y el "gatillo".

Desembarcamos. Woow !! Muy poca gente tiene la suerte de desembarcar en Izaro y aun menos de subir hasta arriba. Reyes de todo el mundo además de piratas y monjes franciscanos, habían estado antes en el mismo lugar que yo. Aunque con motivos diferentes.

Al lío!

La misión es clara. Fotografiar al Gavión atlantico (Larus marinus) a demás de gaviotas patiamarillas con sus pollos recién nacidos y filmar a una colonia de garcetas que aunque de manera decreciente, cría en la isla.

El resultado: nunca sabre valorar mis trabajos, pero os puedo decir que ha sido de las mejores experiencias que he tenido. Espero disfrutéis una pequeña parte de lo que lo pude hacer yo.

Así nos recibieron estas gaviotas patiamarillas sobre los restos del convento franciscano. La población de estas aves esta censada en unas 500 parejas.

Primera toma de contacto y los cascos que llevamos para protegernos de los ataques de los furiosos padres protegiendo sus huevos y sus pollos recién eclosionados no parece que vayan a ayudarnos mucho tiempo. Increíble los picados que hacen sobre la cabeza de Aitor, al que llevan viendo muchos años y parecen reconocer. Instalamos nuestro campamento de operaciones en las ruinas del convento de franciscanos donde parece que las gaviotas se encuentran mas tranquilas, aunque una vez que empezamos a trabajar vuelven al ataque y el sonido de mi cámara se ve enmudecido con tantos graznidos. 
Patiamarilla con Bermeo de fondo.


Ejemplos de los vuelos de estos animales que por comunes no dejan de ser bonitos
























De esos dias que la luz acompaña por momentos ...


















Y la verdad es que tenían un tesoro que proteger aunque no de nosotros :
Pollo de gaviota patiamarilla que buscaba mimetizarse con el entorno. La foto esta echa desde lejos para molestar lo menos posible.






























El siguiente paso fue las garzas comunes (Ardea alba). Aquí el trabajo era leer anillas y fotografiar todo lo posible. Los pollos, como los de las gaviotas, eclosionando poco a poco. Un espectáculo ÚNICO, realizado con total seguridad y lejanía para la tranquilidad de los individuos.

















Y no todo son aves. En la isla habitan unas lagartijas que en esta época (mayo) están con unas tonalidades preciosas. Se esta estudiando que sea una especie aislada y endémica de la isla por la cantidad de años que lleva sin contacto. Desde luego que el macho que os voy a mostrar tenia un tamaño considerablemente mayor al de sus semejantes peninsulares.





Ahora , el esperado Gavión atlantico. Un ave que crió por primera vez hace un año. Este año a repetido puesta aunque no por la simpatía de las gaviota las cuales, en un acto reflejo puesto que el Gavión puede ser un depredador de sus pollos, atacan sin cesar a la única pareja que habita estas tierras.

El tamaño impresiona entre las gaviotas. Su color negro de la parte superior, atraer la mirada, la atrae de manera increíble, tanto como para no perder de vista entre muchas gaviotas.

El hide no estaba colocado para ver como aterrizaba, ni para ver como empollaba. Únicamente fotos en vuelo que espero que disfrutéis. Perdón si las fotos quedan bastas o pesadas por el tamaño pero me hace mucha ilusión compartirlas en un tamaño grande









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada